Buscamos formar sanadores del Campo Energético, capaces de diagnosticar y sanar el dolor del Alma o Psique, produciendo y transmitiendo conocimiento teórico-práctico acerca de las realidades de la Energía, la Magia, y el Desarrollo Interior.

Nuestro Método es Adaba, una revolucionaria y efectivísima técnica de sanación desarrollada en Chile, por la médico y sanadora chilena Sofía Vera Peruzzi.

Nuestro concepto general es constituirnos como un espacio dentro de la ciudad para conectarnos –desde la experiencia y el conocimiento de los temas ya mencionados- con nuestro Ser más esencial.

Como terapeutas y sanadores, también brindamos atención a un sinnúmero de personas que acuden para mejorar sus vidas y/o a aliviar su sufrimiento personal.

El proyecto HADARA

HADARA es fundada en marzo de 2010 por un equipo de sanadores y amigos liderados por Sofía Vera, cuyo sueño es y sigue siendo “Hacer de las ciudades lugares más sanos y de mejor vivir” y “ser un puerto seguro y un hogar”.

HADARA quiere decir “fuerza impecable que surge desde un espíritu puro”, y se refiere a esa parte profunda de todo ser humano que lo empuja a crecer y a desarrollarse. En su inspiración no existe credo ni religión asociada, pero sí una profunda adhesión a principios éticos universales, espirituales y humanistas.

¡Ven y conócenos!

Inspiración

Bienvenidos a este lugar y este tiempo crucial.

  • Somos los que decidimos trabajar para que la felicidad deje de ser un privilegio de pocos.
  • Somos los aventureros de la magia del pensar, del amar y reir.
  • Somos amantes de la humanidad y lo humano. Los que entendimos que el dolor y su carga no nos son ajenos, pero lejos de apartarnos de nuestra felicidad, le dan contexto.
  • Somos fuertes y no por eso dejaremos de ser dulces. Somos buenos y no por eso dejaremos que nos atropellen o nos olviden.
  • Somos los que trataremos de parar el abuso, potenciar la belleza, crear sueños, vitalizar las historias, formar caminos inpensados, proteger las libertades, fortalecer las emociones, recrear las redes de aporte mutuo entre las tribus.
  • Somos los que darán forma a la felicidad de los nuevos mundos que han de crearse en esta realidad.
  • No somos los primeros, no seremos los últimos. Heredamos de los antiguos luchadores los conceptos que hoy nos dan fuerza.
  • Formaremos con nuestro espíritu el legado para los que nos sucedan en la larga cadena de la evolución.
  • Somos la maravilla de nuestro tiempo y estamos dispuestos a compartirla, darle forma y hacer de este mundo un lugar feliz, cueste lo que cueste y tome el tiempo que tome.
  • Porque somos muchos y existimos desde siempre.

¿Cómo funcionamos?

Hadara funciona como un ecosistema, con un orden orgánico y un equilibrio que es fuerte y delicado al mismo tiempo, cambiante y dinámico.

Nuestra Escuela es como un bosque diverso, en el que crecen e interactúan cientos de especies distintas, cada una con sus características, procesos y tiempos. Aunque todos somos distintos y funcionamos de diversas maneras, cada uno es parte del todo y tiene un sentido de estar allí.

Es fuerte porque tiene un sentido y un espíritu propio, puede crear y ordenar su propia vida. Es delicado porque debe ser tratado con cuidado y protegido en su esencia.

Para el observador inexperto, un bosque diverso puede resultar confuso y desordenado, no hay divisiones claras ni funciones únicas, no hay filas de árboles ni características uniformes entre ellos. Aquel observador puede sentirse distraído, inseguro y sólo ver incongruencia.

Pero, al igual que en este metafórico bosque, la resistencia de nuestro espíritu en el tiempo estará dada por el orden trascendente de la naturaleza.