«Esta escuela y centro de atención me ha ayudado mucho, he sido atendida por una de las profesionales, Ariadna Martinich, quien con su calidez, sabiduría, expertice, y habilidades en la técnica de Adaba a fomentado un cambio en mi personalidad que ha sido realmente increible y tan positivo, que estoy agradecida de ella y de Hadara para siempre. En resumidas cuentas, hoy soy más libre, más feliz, más segura que antes, las trancas que obstaculizaban mi felicidad fueron sacadas de mi vida, y mi forma de ver el mundo fue enormemente afectada en términos positivos, empecé a amarme de verdad y a sentirme completa, lo cual no había logrado en múltiples terapias en el pasado.
Además, puedo decir que si uno va con el corazón y la mente abierta, y con ganas de cambiar, los cambios empiezan en forma tan rápida que casi no puedes creerlo.»

«Es una terapia muy efectiva que sana realmente cosas profundas en un tiempo muy corto en relación a una terapia sicologica, hay que llegar con la intención de sanarse y creer en lo que sucede en la sesión y después de ella, quizás si no estás en la sintonía de creer te suena un poco raro todo lo que pasa.Pienso que en cualquier terapia hay que estar dispuesto a recibirla.Mientras mas claro es lo que quieres trabajar mas efectiva es.Recomendable 100%.»

«En la primera sesión yo ya era otra persona. Empecé poco a poco a caminar, comer, hablar, a dormir mejor. La experiencia vivida el mes que estuve en terapia me hizo muy bien. Fue muy fuerte, pero estoy muy contenta, es como si hubiese nacido de nuevo. Ahora me siento muy bien hasta hoy gracias a la terapia, a ustedes, a mis hijas, mi madre, a mis hermanos, mi ex marido que nunca me dejaron sola. No sé qué más decir, estoy feliz y espero estar así para siempre, pero igual no dejaré las terapias. Si es necesario las retomaré.»